Blogia
el informador informal

Marcajes

Es tan normal que sería raro ver a una persona sin una marca encima. A todos nos marcan extrnamente. No nos salvamos. Es lo que hay. ¿O no? El made in china en forma de marca nos domina tanto que es una identidad más que vamos adquiriendo a medida que caemos en las redes de la asimilación de la filosofía del logo, del símbolo, del signo, de la moda, de la hechura, del objeto o del sujeto derivado como final del proceso. Así somos porque nos amasan cada día así, nos dejamos y encima pagamos tanto que sus cuentas de resultados son la consecuencia de nuestras marcas en carne propia.
Modas, piercings, collares, y la penúltima, las pulseras. No, no son de bisutería ni de diseños exclusivos. Simulan ser con finalidades benéficas y se identifican por colores y por grandes causas: la amarilla del cáncer que promueve el ciclista Lace Armstrong fue una de las precursoras. Pero ya hay contra el racismo y contra muchas causas más. Muñecas llenas de estos plásticos, presumir de tenerlas o no, te cambio la del cáncer y la del no al racismo por ese último modelo. Buenas ideas para poner y para colaborar. Quien pretenda interpretarnos, aquí tiene material, todos estamos a expensas de publicistas primero y, después, de semiólogos y sociólogos que nos interpretan. Más allá de la identificación con el grupo y de mirarnos en el espejo de los demás, quizá nos quede, entre otras enseñanzas, el esperar a ver cuál es la próxima moda para cubrir nuestra capa exterior. Y, erespecto a nuestros adornos en la zona interior, he ahí la duda.
Yo pienso apuntarme el primero cuando abran la lista de espera del próximo y más innovador marcaje.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres