Blogia
el informador informal

Vender enfermedades o el negocio con nuestras debilidades

Me imagino que cuando me dices que te resulta curiosa la aparición de tantos anuncios de laboratorios médicos es porque sospechas algo aunque quizá no aciertes. Esto es como los piojos en los niños. Nadie sabe cómo aparecen pero coinciden con los anuncios de caros productos contra estos parásitos.

Antes sólo se publicitaban en épocas frías. Ahora ya tienen productos para todo el año. Fíjate en el poder de esta industria. Debe ser comparable a la armamentista o a la alimentaria. O las tres quién sabe si no se interrelacionan. El caso es que las cuentas de resultados de los laboratorios farmacéuticos se nutren de continuas campañas de promoción del tipo usted está enfermo y no lo sabe pero nosotros tenemos la solución.

En Estados Unidos se vende un libro que pretende conocer las estrategias para hacer creer a la gente de que sus dolencias son más que eso y que hay productos que las solucionan. O existe el producto y hay que convencer al a gente de que tiene una dolencia que es para la que aquel ha sido creado.

Tú y yo sabemos que no somos nadie ante estas empresas, mostramos mucho escepticismo y quizá la mayoría tenga más razón que los que estamops casi siempre en minoría. Pero si nos fijamos en los anuncios y, sobre todo, en los escaparates de las farmacias o tiendas de parafarmacia, nos seducen con potingues de todo tipo.

Los escépticos, desconfiados y luchadores contra la industria actual de la medicina ya han hecho una lista de enfermedades con las que nos machacan para covencernos de que podemos caer en ellas: colesterol alto, depresión, trastornos de déficit de atención entre niños, hipertensión, trastornos premenstruals, trastornos de ansiedad social, síndrome del intestino irritable, disfunciones sexuales de todo tipo. Lee la revista INTEGRAL y sabrás algo más.

Por no hablar de las corporaciones dermoestéticas y similares, dietas y toda la parafernalia de la cosmética. Quizá nos demuestren cómo arreglar nuestras debilidades, nos quieran cuidar mucho, persigan casi nuestra inmortalidad o bien nosostros seamos la salida para sus productos y un número más que ayuda en la cuenta de resultados.

Saben que somos débiles, que queremos vivir aún más años entre tanto bienestar, con mucha calidad pero también con esa amenza que nos saca del tedio: se acerca una nueva enfermedad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres