Blogia
el informador informal

Internet, como la vida misma

Tú no sabes bien el dominio que la gente joven tiene de Internet. Yo lo comparo con la velocidad con que se circula en coche, con sistemas ilegales para que no te pillen los radares, con irregularidades para aprovecharse de los demás, con estafas y engaños varios. Pero no creas que todo es robo y pillaje, o sea, descargas continuas de músicas, películas, imágenes.
Copiar y enganchar es habitual. En mi clase hacemos apuestas a ver cuántos profes se enteran que los textos son copiados. Hasta tenemos una especie de manual de instrucciones para adaptarse a las manías de cada uno. A quien le pillen pasa a figurar en nuestra lista negra por inútil. No veas lo refinados que nos estamos volviendo. También es cierto que es una minoría la que usa estas prácticas. En la universidad dicen que hay mucha gente muy experta en entrega de trabajos brillantes basados en el típico refrito adaptado al índice que te piden. Y al resultado final algunos alegan con sorna y mofa que responde a una buena gestión del conocimiento. Será del ajeno, creo yo.
También te he de contar que el profesorado se pone al día, se recicla de forma rápida, entre otras razones por la necesidad de la supervivencia. O se ponen al día o les meten goleadas. Y también es verdad que debe haber alumnos muy cortos. O eso es lo que me dicen a mí las amistades que ya estudian alguna carrera.
Yo creo que en mi vida Internet representa uno de los avances más importantes con que me he encontrado. Veremos lo que me depara el futuro. Va tan deprisa que cuando nos ponemos al día confirmamos nuestro retraso.
Lo que no me gusta, y lo discuto en clase, son los engaños de la Red. Me vienen compañeros que dicen haber ligado con una chica espectacular, que después dudan si no será un hombre. Otros bombardean a algunos profes con amenazas y mensajes insultantes bajo el nombre de otra persona que ellos conocen. Detrás del envío de un trabajo o de una actividad de eso que se llama eLearning a menudo les llegan fotos y vídeos más allá de lo porno. Claro, yo lo digo siempre, es que esto es una copia de la vida misma.
De verdad que a veces se pasan. Los delitos informáticos yo creo que son los más ignorados, aunque a veces den publicidad de alguna operación contra la pornografía infantil. Fíjate en las ventas de todo tipo. A mi padre le inundan con ofertas sobre Viagra. Ya le digo, que piense si ya le anuncian soluciones a posibles problemas. Y reforzantes de memoria, negocios, ventas de todo tipo.
No te asustes, la sombra de los ordenadores cada día es más alargada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres